Imagen
Son dilataciones, tortuosidades y alargamientos de las venas fundamentalmente en las extremidades inferiores.

Las várices constituyen la alteración venosa más común, relacionada con la edad y el sexo; se detectan en más del 50% en mayores de 60 años y son más frecuentes en la mujer.

Se estima que el 20 % de la población las padecen, multiplicándose por dos la probabilidad de padecerlas aquellas personas que tienen historia familiar de várices.

¿Qué las producen?

Existen múltiples factores que inciden en el desarrollo de las várices; por un lado, pueden ser producidas por una debilidad en las paredes de las venas debido a un origen genético y por otro, causas que conducen a un aumento de la presión dentro del sistema venoso (por permanecer mucho tiempo de pie, etc.). Todo ello conduce a una dilatación venosa progresiva y a una incompetencia de las válvulas venosas que dificultan el retorno de la sangre al corazón.

Se ha comprobado que aparecen várices en el 50% de las mujeres en el momento del embarazo, aumentando la probabilidad en las multíparas.

Es importante seguir los consejos de su ginecólogo durante el embarazo, para disminuir el riesgo de su aparición o acentuación.

¿Cómo evolucionan?

Lo hacen en forma progresiva apareciendo al comienzo dilataciones de poca intensidad, preocupando solamente por la estética.

Luego suele aparecer cansancio y pesadez en las piernas al permanecer de pie por períodos prolongados, así como dolor en tobillos y pantorrillas y calambres por lo general durante las noches.

Es común también verificar la aparición de picazón en el dorso del pie y tobillos, así como en la proximidad de las dilataciones venosas.

La hinchazón original en los tobillos, que suele ceder al comienzo con reposo de los miembros elevados; con el tiempo termina afectando toda la pierna no resultando el tratamiento postural.

Posteriormente aparece pigmentación de la piel, en la parte interna de la pierna, picazón intensa, durezas y atrofia de la piel.

Por último, aparece una úlcera cutánea, en la parte interna del tobillo, cuya infección puede ser seria y presenta dificultades en la cicatrización.

Debemos recordar que las várices mal tratadas presentan un mal pronóstico en cuanto a sus complicaciones (úlceras, tromboflebitis, tromboembolias, etc.).

Es fundamental que la persona pueda concurrir oportunamente al médico para evitar llegar a etapas tan avanzadas de la enfermedad.

¿Cómo pueden tratarse o evitar su aparición ?

  •     Manteniendo activa la circulación venosa y evitando la sobrecarga de la extremidad, por medio de ejercicios físicos adecuados y deporte controlados.
  •     La natación, así como el ciclismo, son prácticas que resultan especialmente útiles, aún para aquellos que no la practiquen regularmente.
  •     Los masajes manuales o de hidromasajes suelen dar buenos resultados.
  •     La utilización permanente de medias elásticas o vendajes apropiados para su contención, ayuda.
  •     La elevación de las extremidades durante el reposo diurno y nocturno contribuye a disminuir el cansancio y la pesadez de las piernas.
  •     Evitando ambientes excesivamente cálidos.
  •     Recordemos que una vez establecidas las várices, no existe medicamento que pueda revertir el proceso. Los medicamentos usualmente recomendados disminuyen los síntomas, pero poco contribuyen a la reducción de las várices.
  •     El tratamiento quirúrgico, con buenos resultados iniciales, en el 90% de los casos, no logra siempre impedir que las várices vuelvan a aparecer.


¿Cómo prevenirlas?

PRACTICANDO EJERCICIO FISICO. El ejercicio físico es recomendado para aquellas personas que están sanas incluso para las que tienen algún problema circulatorio en los miembros inferiores, salvo aquellos pacientes, que estando en reposo, presentan dolores en las piernas (consulte de inmediato a su médico)
CUIDANDO EL PESO CORPORAL. El sobrepeso dificulta la circulación, empeorando los trastornos circulatorios. Por ello, es
fundamental que controle su índice de masa corporal en forma periódica y adopte una dieta equilibrada baja en calorías (bajo en grasas e hidratos de carbono).
EVITANDO LOS PERÍODOS PROLONGADOS DE PIE, si no lo puede remediar, protéjase usando medias “elásticas”.
EVITANDO FUMAR. Fumar entre otras cosas aumenta la coagulación facilitando la aparición de trombosis y tromboflebitis.

Si Ud. ya fuma y tiene problemas de várices, debería decidirse a abandonar este hábito cuanto antes. En realidad no a todas las personas que fuman les resulta fácil dejar de hacerlo, por ello se recomienda que busque apoyo técnico.

 
 
Imagen
El Amaranto

El amaranto es la verdura de hojas verdes que más se cultiva durante el verano en la India. Las hojas y los tallos suaves son ricos en vitaminas A, B, y C.
El amaranto contiene minerales como magnesio, fósforo, sodio, calcio, hierro, potasio y azufre en cantidades apreciables.

Como medicina natural:
  • El jugo de hojas de amaranto es efectivo para reducir las cataratas.
  • Tomar con regularidad las hojas hervidas puede curar la ceguera nocturna.

 
 
Imagen
Gastritis es la inflamación de la mucosa gástrica, que en la gastroscopía se ve enrojecida, presentándose en forma de manchas rojizas, las cuales representan irritación o hemorragias subepiteliales.1 Sin embargo, el diagnóstico preciso se obtiene por exploración endoscópica. En ésta se apreciará si es solo una parte del estómago la que está afectada o toda la esfera gástrica. Son varias sus causas, entre ellas, los malos hábitos alimenticios, el estrés, el abuso en el consumo de analgésicos (aspirina, piroxicam, indometacina, etc.), desórdenes de autoinmunidad o la infección por Helicobacter pylori.


Síntomas

En ocasiones no se presentan síntomas pero lo más habitual es que se produzcan el ardor o dolor en el epigastrio, acompañado de náuseas, mareos, etc. Es frecuente encontrar síntomas relacionados al reflujo gastroesofágico, como la acidez en el estómago. Los ardores en el epigastrio suelen ceder a corto plazo con la ingesta de alimentos, sobre todo leche. Pero, unas dos horas luego de la ingesta, los alimentos pasan al duodeno y el ácido clorhídrico secretado para la digestión queda en el estómago, lo que hace que se agudicen los síntomas.2 También puede aparecer dolor abdominal en la parte superior (que puede empeorar al comer), indigestión o pérdida del apetito. En caso de que exista un componente ulceroso que sangre, pueden presentarse vómitos con sangre o con un material similar a manchas de café, y heces oscuras.


Clasificación

La clasificación de la gastritis se basa en la evolución, histología y la patogenia.


Clasificación de las gastritis:

I. Gastritis aguda

A. Infección aguda por Helicobacter pylori5

B. Otras gastritis infecciosas agudas

1. Bacteriana (aparte de Helicobacter pylori).

2. Helicobacter helmanni

3. Flegmonosa

4. Micobacterias

5. Sífilis

6. Víricas

7. Parasitarias

8. Fúngicas


II. Gastritis atrófica crónica

Tipo A: autoinmunitaria, predominante en el cuerpo del estómago.

Tipo B: relacionada con Helicobacter pylori, predominante en el antro del estómago.

Química (producida por agentes antiinflamatorios, alcohol, estrés, tabaco).


III. Formas poco frecuentes de gastritis

Linfocítica

Eosinófila

Enfermedad de Crohn

Sarcoidosis

Gastritis granulomatosa aislada

Las causas más frecuentes de gastritis aguda son infecciosas. La infección aguda por Helicobacter pylori conduce a la gastritis. La gastritis por H. pylori se describe como un cuadro que se presenta bruscamente con dolor epigástrico y algunas veces náuseas y vómitos. También se demuestra un intenso infiltrado de neutrófilos con edema e hiperemia en el estudio histológico. Si este cuadro no se trata con un nivel de atención de primero y segundo nivel, avanzará a gastritis crónica.

Después de la infección aguda por Helicobacter pylori se puede producir una hipoclorhidria de más de un año de duración.

 
Gastritis crónica

La gastritis crónica es una inflamación del revestimiento del estómago que se presenta gradualmente y que persiste durante un tiempo considerablemente prolongado. Las hay de un mes y hasta de un año.

Tipo A: afecta al cuerpo y el fondo del estómago sin involucrar el antro, por lo general asociada a una anemia perniciosa. Se presume que tiene una etiología autoinmune.

Tipo B: es la forma más frecuente, afecta al antro en pacientes jóvenes y a toda la mucosa del estómago en personas mayores, y es causada por la bacteria Helicobacter pylori.


Etiología

La gastritis crónica puede ser ocasionada por la irritación prolongada debido al uso de medicamentos AINES (antiinflamatorios no esteroideos), infección con la bacteria Helicobacter pylori, anemia perniciosa (un trastorno autoinmune), degeneración del revestimiento del estómago por la edad o por reflujo biliar crónico (véase el artículo Biliary reflux [‘reflujo biliar’], en inglés).

Es muy frecuente la gastritis crónica generada por abuso de estimulantes ricos en cafeína, como el café. En Sudamérica es muy frecuente el abuso de yerba mate y el guaraná. Asimismo es cada vez más común la presencia de gastritis crónica por el abuso de bebidas gaseosas, que contienen fosfatos y ácido fosfórico como estimulantes de la sed.

Muchos individuos que padecen gastritis crónica no presentan síntomas de este padecimiento.

Gastritis atrófica

Puede ser el paso final de una gastritis crónica que puede causar:

Desaparición de los pliegues (se observan los vasos sanguíneos de la submucosa); la pared de la mucosa se ha perdido en partes o en su totalidad.

Los factores desencadenantes son múltiples. Al examen microscópico por lo general hay escasas glándulas (o ninguna); puede haber cambios de metaplasia intestinal. Los síntomas clínicos son inespecíficos, el diagnóstico se realiza por medio de la endoscopia y la biopsia. Se ha discutido si la gastritis atrófica es precancerosa. En los últimos estudios se ha encontrado un asociación con la anemia megaloblástica pentilifome.

 
Gastritis erosiva

Esta enfermedad se puede tratar con un tratamiento que consiste en el reforzamiento de las paredes del estómago a través de la boca.

La gastritis erosiva debería de estar descrita en el capítulo de úlceras. Mientras en aquella las erosiones son superficiales y múltiples, en la úlcera son más profundas y penetran a la capa muscular.

El tratamiento depende de la causa de la gastritis. Para la gastritis crónica causada por infección con Helicobacter pylori, se utiliza la terapia con antibióticos.

Los antiácidos u otros medicamentos, como la ranitidina (antagonistas de receptores H2), que se utilizan para disminuir o neutralizar el ácido gástrico en el estómago, como el omeprazol (inhibidor de la bomba de protones), por lo general eliminan los síntomas y favorecen la curación.

La anemia perniciosa que es provocada por la gastritis se trata con vitamina B12.

También existen tratamientos orales (como la ranitidina en cápsulas) o intramusculares (como la ranitidina en ampolletas), la trimebutina y la pargeverina HCl (propinox clorhidrato), éste mezclado con clonixinato de lisina, entre otros.

Se deben suspender los medicamentos que se sabe son causantes de gastritis, como la aspirina (ácido acetilsalicílico) o los AINES (antiinflamatorios no esteroideos).

Expectativas

La mayor parte de las gastritis mejoran rápidamente con el tratamiento. El pronóstico depende de la causa subyacente. La mayor parte de las gastritis crónicas son asintomáticas y no provocan enfermedad significativa.

Complicaciones

Las complicaciones potenciales son la pérdida de sangre y un aumento del riesgo de cáncer gástrico.

Situaciones que requieren asistencia médica.

Se debe buscar asistencia médica si los síntomas de gastritis no mejoran con el tratamiento o si se presenta vómito con sangre o deposición sanguinolenta.

 
 
Imagen
Las vitaminas (del latín vita (vida) + el griego αμμονιακός, ammoniakós "producto libio, amoníaco", con el sufijo latino ina "sustancia") son compuestos heterogéneos imprescindibles para la vida, que al ingerirlos de forma equilibrada y en dosis esenciales promueven el correcto funcionamiento fisiológico. La mayoría de las vitaminas esenciales no pueden ser sintetizadas (elaboradas) por el organismo, por lo que éste no puede obtenerlas más que a través de la ingesta equilibrada de vitaminas contenidas en los alimentos naturales. Las vitaminas son nutrientes que junto con otros elementos nutricionales actúan como catalizadoras de todos los procesos fisiológicos (directa e indirectamente).

Las frutas y verduras son fuentes importantes de vitaminas.

Las vitaminas son precursoras de coenzimas, (aunque no son propiamente enzimas) grupos prostéticos de las enzimas. Esto significa, que la molécula de la vitamina, con un pequeño cambio en su estructura, pasa a ser la molécula activa, sea ésta coenzima o no.

Los requisitos mínimos diarios de las vitaminas no son muy altos, se necesitan tan solo dosis de miligramos o microgramos contenidas en grandes cantidades (proporcionalmente hablando) de alimentos naturales. Tanto la deficiencia como el exceso de los niveles vitamínicos corporales pueden producir enfermedades que van desde leves a graves e incluso muy graves como la pelagra o la demencia entre otras, e incluso la muerte. Algunas pueden servir como ayuda a las enzimas que actúan como cofactor, como es el caso de las vitaminas hidrosolubles

La deficiencia de vitaminas se denomina avitaminosis mientras que el nivel excesivo de vitaminas se denomina hipervitaminosis.

Está demostrado que las vitaminas del grupo B son imprescindibles para el correcto funcionamiento del cerebro y el metabolismo corporal. Este grupo es hidrosoluble (solubles en agua) debido a esto son eliminadas principalmente por la orina, lo cual hace que sea necesaria la ingesta diaria y constante de todas las vitaminas del complejo "B" (contenidas en los alimentos naturales).

Clasificación de las vitaminas


Las vitaminas se pueden clasificar según su solubilidad: si lo son en agua hidrosolubles o si lo son en lípidos liposolubles. En los seres humanos hay 13 vitaminas que se clasifican en dos grupos: (9) hidrosolubles (8 del complejo B y la vitamina C) y (4) liposolubles (A, D, E y K).


Vitaminas liposolubles
Las vitaminas liposolubles, A, D, E y K, se consumen junto con alimentos que contienen grasa.

Son las que se disuelven en grasas y aceites. Se almacenan en el hígado y en los tejidos grasos, debido a que se pueden almacenar en la grasa del cuerpo no es necesario tomarlas todos los días por lo que es posible, tras un consumo suficiente, subsistir una época sin su aporte.

Si se consumen en exceso (más de 10 veces las cantidades recomendadas) pueden resultar tóxicas. Esto les puede ocurrir sobre todo a deportistas, que aunque mantienen una dieta equilibrada recurren a suplementos vitamínicos en dosis elevadas, con la idea de que así pueden aumentar su rendimiento físico. Esto es totalmente falso, así como la creencia de que los niños van a crecer mas si toman más vitaminas de las necesarias.

Las Vitaminas Liposolubles son:
Vitamina A (Retinol) Vitamina D (Calciferol) Vitamina E (Tocoferol) Vitamina K (Antihemorrágica)

Estas vitaminas no contienen nitrógeno, son solubles en grasa, y por tanto, son transportadas en la grasa de los alimentos que la contienen. Por otra parte, son bastante estables frente al calor. Se absorben en el intestino delgado con la grasa alimentaria y pueden almacenarse en el cuerpo en mayor o menor grado (no se excretan en la orina). Dada a la capacidad de almacenamiento que tienen estas vitaminas no se requiere una ingesta diaria.

Vitaminas hidrosolubles:
Las vitaminas hidrosolubles son aquellas que se disuelven en agua. Se trata de coenzimas o precursores de coenzimas, necesarias para muchas reacciones químicas del metabolismo.

Se caracterizan porque se disuelven en agua, por lo que pueden pasarse al agua del lavado o de la cocción de los alimentos. Muchos alimentos ricos en este tipo de vitaminas no nos aportan al final de prepararlos la misma cantidad que contenían inicialmente. Para recuperar parte de estas vitaminas (algunas se destruyen con el calor), se puede aprovechar el agua de cocción de las verduras para caldos o sopas.

En este grupo de vitaminas, se incluyen las vitaminas B1 (tiamina), B2 (riboflavina), B3 (niacina o ácido nicotínico), B5 (ácido pantoténico), B6 (piridoxina), B8 (biotina), B9 (ácido fólico), B12 (cianocobalamina) y vitamina C (ácido ascórbico).

Estas vitaminas contienen nitrógeno en su molécula (excepto la vitamina C) y no se almacenan en el organismo, a excepción de la vitamina B12, que lo hace de modo importante en el hígado. El exceso de vitaminas ingeridas se excreta en la orina, por lo cual se requiere una ingesta prácticamente diaria, ya que al no almacenarse se depende de la dieta.

Avitaminosis

La deficiencia de vitaminas puede producir trastornos más o menos graves, según el grado de deficiencia, llegando incluso a la muerte. Respecto a la posibilidad de que estas deficiencias se produzcan en el mundo desarrollado hay posturas muy enfrentadas. Por un lado están los que aseguran que es prácticamente imposible que se produzca una avitaminosis, y por otro los que responden que es bastante difícil llegar a las dosis de vitaminas mínimas, y por tanto, es fácil adquirir una deficiencia, por lo menos leve.

Normalmente, los que alegan que es "poco probable" una avitaminosis son mayoría. Este grupo mayoritario argumenta que:

  •     Las necesidades de vitaminas son mínimas, y no hay que preocuparse por ellas, en comparación con otros macronutrientes.
  •     Se hace un abuso de suplementos vitamínicos.
  •     En nuestro entorno se hace una dieta lo suficientemente variada para cubrir todas las necesidades.
  •     La calidad de los alimentos en nuestra sociedad es suficientemente alta.

Por el lado contrario se responde que:

  •         La cantidad necesaria de vitaminas son pequeñas, pero también lo son las cantidades que se encuentran en los alimentos.
  •         No son raras las carencias de algún nutriente entre la población de países desarrollados: hierro y otros minerales, antioxidantes (muy relacionados con las vitaminas), etc.
  •         Las vitaminas se ven afectadas negativamente por los mismos factores que los demás nutrientes, a los que suman otros como: el calor, el pH, la luz, El oxígeno, etc.
  •         Basta que no se sigan las recomendaciones mínimas de consumir 5 porciones de verduras o frutas al día para que no se llegue a cubrir las necesidades diarias básicas.
  •         Cualquier factor que afecte negativamente a la alimentación, como puede ser, cambios de residencia, falta de tiempo, mala educación nutricional o problemas económicos; puede provocar alguna deficiencia de vitaminas u otros nutrientes.
  •         Son bien conocidos, desde hace siglos, los síntomas de avitaminosis severas. Pero no se sabe tan bien como diagnosticar una deficiencia leve a partir de sus posibles síntomas como podrían ser: las estrías en las uñas, sangrado de las encías, problemas de memoria, dolores musculares, falta de ánimo, torpeza, problemas de vista, etc.

Por estos motivos un bando recomienda consumir suplementos vitamínicos si se sospecha que no se llega a las dosis necesarias. Por el contrario, el otro bando lo ve innecesario, y avisan que abusar de suplementos puede ser perjudicial.

Hipervitaminosis y toxicidad de las vitaminas:

Las vitaminas aunque son esenciales, pueden ser tóxicas en grandes cantidades. Unas son muy tóxicas y otras son inocuas incluso en cantidades muy altas.

La toxicidad puede variar según la forma de aplicar las dosis. Como ejemplo, la vitamina D se administra en cantidades suficientemente altas como para cubrir las necesidades para 6 meses; sin embargo, no se podría hacer lo mismo con vitamina B3 o B6, porque sería muy tóxica.


Otro ejemplo es el que la suplementación con vitaminas hidrosolubles a largo plazo, se tolera mejor debido a que los excedentes se eliminan fácilmente por la orina.

Las vitaminas más tóxicas son la D, y la A, también lo puede ser la vitamina B3.


Otras vitaminas, sin embargo, son muy poco tóxicas o prácticamente inocuas.

La B12 no posee toxicidad incluso con dosis muy altas. A la tiamina le ocurre parecido, sin embargo con dosis muy altas y durante mucho tiempo puede provocar problemas de tiroides. En el caso de la vitamina E, sólo es tóxica con suplementos específicos de vitamina E y con dosis muy elevadas. También se conocen casos de intoxicaciones en esquimales al comer hígado de mamíferos marinos (el cual contiene altas concentraciones de vitaminas liposolubles)

Recomendaciones para evitar deficiencias de vitaminas.

La principal fuente de vitaminas son los vegetales crudos, por ello, hay que igualar o superar la recomendación de consumir 5 raciones de vegetales o frutas frescas al día.

Hay que evitar los procesos que produzcan perdidas de vitaminas en exceso:

  •         Hay que evitar cocinar los alimentos en exceso. A mucha temperatura o durante mucho tiempo.
  •         Echar los alimentos que se vayan a cocer, en el agua ya hirviendo, en vez de llevar el agua a ebullición con ellos dentro.
  •         Evitar que los alimentos estén preparados (cocinados, troceados o exprimidos), mucho tiempo antes de comerlos.
  •         La piel de las frutas o la cáscara de los cereales contiene muchas vitaminas, por lo que no es conveniente quitarla.
  •         Elegir bien los alimentos a la hora de comprarlos, una mejor calidad redunda en un mayor valor nutritivo.

Aunque la mayoría de los procesamientos perjudica el contenido vitamínico, algunos procesos biológicos pueden incrementar el contenido de vitaminas en los alimentos, como por ejemplo:

  •         La fermentación del pan, quesos u otros alimentos.
  •         La fabricación de yogur mediante bacterias.
  •         El curado de jamones y embutidos.
  •         El germinado de semillas, para ensaladas.

Los procesos industriales, normalmente suelen destruir las vitaminas. Pero alguno puede ayudar a que se reduzcan las pérdidas:

  •         El vaporizado del arroz consigue que las vitaminas y minerales de la cáscara se peguen al corazón del arroz y no se pierda tanto al quitar la cáscara.
  •         Hay que recordar que el arroz con cáscara tiene 5 veces más vitamina b1 (y otras vitaminas) que el que está pelado.
  •         La congelación produce pérdidas en la calidad de las moléculas de algunas vitaminas inactivando parte de ellas, es mejor consumir los alimentos 100% frescos.
  •         Los procesos de esterilización UHT, muy rápidos, evitan un exceso de perdidas vitaminicas que un proceso más lento bien puede neutralizar el efecto de algunas enzimas destructoras de vitaminas como las que se encuentran dispersas en el zumo de naranja.

No consumir vitaminas en los niveles apropiados (contenidas en los alimentos naturales) puede causar graves enfermedades.

 
 
Imagen
La medicina natural, medicina naturista, naturopatía, Naturismo o medicina naturopática, es una pseudociencia que abarca una serie de prácticas o terapias de intención preventiva o curativa utilizando elementos obtenidos de la naturaleza con un bajo o nulo nivel de procesamiento. Se emplea para cualquier medicina alternativa o complementaria que utiliza remedios tradicionales o no industriales, como las plantas medicinales. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) el término usado se refiere tanto a los sistemas de medicina tradicional como a las diversas formas de medicina indígena. Esta práctica está reconocida de manera académica en algunos países.

El diccionario de la Real Academia Española, en su última edición, vigésima segunda edición, da un único significado para la palabra "Naturismo":

"(De natura e -ismo). 1. m. Doctrina que preconiza el empleo de los agentes naturales para la conservación de la salud y el tratamiento de las enfermedades."

    REAL ACADEMIA ESPAÑOLA. Diccionario de la Lengua Española.

Por ejemplo, el Dr. Jaime Scolnik, MD, el más prestigioso médico naturista argentino, graduado como médico en 1933 en la Universidad Nacional de Córdoba, República Argentina, en una entrevista radial del año 1990, en Radio Nacional de Argentina, da testimonio de que en cincuenta años de ejercicio de la medicina no recetó jamás un fármaco, y atendió pacientes de toda Argentina y países vecinos. En la entrevista, da un completo panorama del "naturismo".

Medicina Natural es un concepto amplio que nos permitirá tratar una gran variedad de medicinas complementarias y alternativas, incluyendo: medicina herbaria, suplementos dietéticos, homeopatía, acupuntura, terapia neural, biomagnetismo, digitopuntura, y otras de las muchas medicinas alternativas que existen actualmente.

La teoría del poder curativo de la naturaleza comenzó alrededor del siglo V y IV antes del Cristo y fue descrito por seguidores de Hipócrates y Galeno entre los años 460 y 200 A.C. La doctrina sostiene que la naturaleza dota al organismo humano con poderes internos para restaurase a si mismo su salud. Esta teoría explica la diarrea, la inflamación y la fiebre (entre otros síntomas y signos fisiológicos) como intentos del organismo para alcanzar la homeostasis.

Una teoría más moderna por el Dr. Henry Lindlahr establece que la enfermedad es causada por la desviación de las leyes naturalezas, y que la enfermedad por si misma es una evidencia del intento del organismo por intentar corregir la situación retornando el organismo a su estado natural, es decir a la homeostasis con su ambiente. El Dr. Lindlahr postula que la enfermedad tiene una de las siguientes causas: disminución de la vitalidad, intoxicación de la sangre e intoxicación de la linfa.

Otro elemento importante de la Medicina Natural es el principio del tratamiento de la persona total. La Medicina Natural es el arte del tratamiento de la persona y no la enfermedad, mediante el tratamiento individualizado.

La importancia en la actualidad de la Medicina Natural se evidencia por el alto consumo de los productos recomendados por esta alternativa para el manejo de las enfermedades. En los Estados Unidos1 un estudio mostró un aumento significativo de los tratamientos médicos alternativos, pasando de un 33.8% en 1990 a un 42.1% en 1997. El aumento más dramático en ese mismo país se dio con el uso de las hierbas medicinales, cuya utilización pasó de 2.5% en 1990 a un 12.1% en 1997, un aumento de un 380%. Otro dato encontrado revela que dentro del 44% de los adultos que reportó el uso regular de medicamentos prescritos por el médico, se encontró que el 18.4% también utilizaba, al menos, un producto de la medicina herbaria.

En Inglaterra, un sondeo efectuado por una organización de 28.000 consumidores descubrió que 80 personas de cada 100 habían recurrido a alguna forma de medicina complementaria. Por otra parte las consultas con médicos homeópatas está aumentando a un ritmo de un 39 por ciento al año y el 42 por ciento de médicos entrevistados, según el British Medical Journal, remitían sus pacientes a médicos homeopátas. 2

En Francia aproximadamente 11.000 médicos y 20.000 farmacias ofrecen tratamiento homeopático y el 25 por ciento de la población recurre a esta medicina.

En Estados Unidos se incrementaron las ventas de medicamentos homeopáticos en 1.000 por ciento entre finales de los años setenta y principio de los ochenta y una investigación publicada por el Western Journal of Medicine reveló que los pacientes homeopáticos están mejor educados que el estadounidense promedio.

Las razones que motivan este enorme auge de las medicinas alternativas son varias:

  • Abordaje integral de la persona
  • Mejores y más rápidos resultados en ciertos tipos de enfermedades y padecimientos
  • Único tratamiento disponible en algunos trastornos ya que la Medicina convencional sólo ofrece en esos casos un tratamiento para los síntomas.
  • Menos complicaciones y menos efectos secundarios
  • Algunos tratamientos son menos traumáticos.
  • Por lo general son de más bajo costo.

 
 
Imagen
El agua y la noche…Cuantas personas conocen que dicen que no quieren tomar nada antes de acostarse, porque entonces tendrán  que levantarse durante la noche para ir al baño.

Cuando le pregunte a mi cardiólogo el por qué la gente necesita orinar tanto de noche.

La Gravedad mantiene agua en la parte inferior del cuerpo cuando uno está parado. (Las piernas se hinchan).

Al acostarte, la parte inferior del cuerpo (piernas, etc.) quedan al mismo nivel que los riñones, en ese momento es cuando los riñones solicitan sacar el agua, porque es más fácil, Todos necesitamos una cantidad mínima de agua para limpiar las toxinas del cuerpo.

Momento correcto para tomar agua.

Muy importante, de acuerdo a los Cardiólogos.

El tomar agua en ciertos momentos maximizan su efectividad en el cuerpo:

  • Dos vasos de agua al levantarse – ayuda a activar los órganos internos.
  • Un vaso de agua 30 minutos antes de cada comida – ayuda a la digestión.
  • Un vaso de agua antes de bañarse, ayuda a reducir la presión sanguínea.
  • Un vaso de agua antes de acostarse evita los infartos y los derrames cerebrales.

Mi médico también me dijo que el agua antes de acostarse también ayudara a prevenir los calambres de piernas nocturnos.
    
Los músculos de las piernas están buscando hidratarse cuando te dan esos calambres de pantorrilla y/o muslos.

Por favor pásales esta información a las personas que son importantes para ti.

 
 
Imagen
Cuando los niños juegan con otros pequeños es fácil que se contagien de diferentes enfermedades. Desde que un niño entra en contacto con el microorganismo causante de la enfermedad hasta que se cura y lo elimina, transcurre un tiempo que hay que conocer.

Los tiempos son importantes no solo para saber cuánto tardará el pequeño en ponerse bien, también porque así se puede evitar que trasmita la infección a otros niños o adultos.


Incubación y contagio

    Periodo de incubación: es el tiempo que pasa desde que el germen entra en el organismo hasta que aparecen los primeros síntomas de la enfermedad. En esta fase el pequeño aparentemente está sano.


    Periodo de contagio: es el tiempo durante el cual el niño que sufre una enfermedad infecciosa y puede contagiar a otra persona.

¿Cuánto dura el periodo de contagio?

    Este periodo suele durar desde que comienzan a manifestarse los primeros síntomas hasta el inicio del tratamiento o hasta la curación, aunque hay excepciones.


    En algunas enfermedades, como la hepatitis, el periodo de contagio empieza unos días antes o termina mucho después, como la mononucleosis o la salmonella, cuando el enfermo parece ya curado.

    Si la infección se trasmite por contacto directo, durante esta fase no debe ir al colegio para no contagiar a sus compañeros.

Enfermedades infecciosas más comunes

Infecciones Bacterianas


Infecciones     Periodo de incubación     Periodo de contagio

Amigdalitis     De 3 a 5 días.     Hasta las 48h de tomar antibióticos.

Conjuntivitis     De 1 a 3 días.     Hasta desaparecer las legañas.
Fiebre tifoidea     De 3 a 10 días.     Muy largo.
Gastroenteritis     De 12 a 48 días.     Hasta desaparecer la diarrea.
Impétigo     De 5 a 7 días.     Hasta que aparecen las costras.
Meningitis     De 2 a 6 días.     Hasta el alta hospitalaria.
Tosferina     De 7 a 20 días.     Hasta las 48 h de tomar antibióticos.
Infecciones Víricas
Infecciones     Periodo de incubación     Periodo de contagio
Estomatitis     De 3 a 6 días.     De 5 a 8 días.
Catarro     De 12 a 72 días.     De 4 a 6 días.
Hepatitis A     De 4 a 8 semanas.     De 15 a 30 días después de la icteria.
Mononucleosis     De 1 a 2 meses.     De 1 a 2 meses después de la curación.
Gripe     De 2 a 3 días.     De 4 a 6 días.
Sida     De 4 a 60 meses.     Durante toda la enfermedad.
Parotiditis     De 14 a 21 días.     De 5 a 7 días.

 
Por: Florencio de Santiago, pediatra.
http://www.serpadres.es/salud/salud/cuanto-dura-el-periodo-de-contagio.html

 
 
Imagen
Un poco de azúcar con el café de la mañanana no le hace mal a nadie. El problema es cuando ese poco de azúcar se repite diecisiete veces al día…

Entre el café, el té, el mate, una gaseosa, unas pastillas, el yogurt con frutas y un chicle, podés llegar a acumular un montón de cucharadas de azúcar por día sin darte cuenta. Se calcula que una persona promedio consume 61.3 kilos de azúcar por año, o más o menos, unas 300-600 calorías por día. Es muchísimo si consideramos que el azúcar no es un nutriente, sino sólo un aditivo, cuyo único mérito es que provee de energía inmediata.

Según el tamaño de tu cuerpo y las calorías que gastás, podrías tomar entre 6 y 15 cucharaditas de azúcar por día. Si entrenás en gimnasio, o tenés una vida bastante agitada entre el trabajo y los estudios, podés llegar hasta 18 cucharaditas por día, y no pasa nada. Pero si no entrenás, sos mujer o hacés una vida relativamente sedentaria, no deberías pasarte de las 6-8 cucharaditas diarias.

El problema con el azúcar es que aparece en lugares que ni nos imaginamos. Ejemplo: Una inocente lata de gaseosa puede agregar unas 9.8 cucharaditas de azúcar a tu dieta; un jugo de fruta puede sumar hasta 12 cucharaditas de azúcar más. Cada cafecito que tomás durante el día suma otras dos cucharaditas de azúcar más. Y, si a la hora del almuerzo, se te da por comer sano y te tomás un yogurt con frutas, bueno… sumaste otras siete cucharaditas de azúcar más! ¿Cuánto sumaste hasta aquí? Treinta cucharaditas de azúcar, y recién vas por el mediodía !!

Contenido de azúcar de algunos alimentos
Comida Porción Cucharaditas de azúcar

    Tarta de chocolate 125 grs 7.8
    Coca Cola .1 lata 9.8
    Yogurt Danone c/fruta 1 pote 7.4
    Gatorade 1 botella 3.5
    Helado de chocolate 1 taza 19
    Gelatina 1/2 taza 4.2
    Ketchup 64 % de Calor‚as de Azucar
    Barrita de cereal 28 grs 3.3
    Avena instantánea de Quaker .45 grs. 4.3
    Sherbert .1 13.4

Si tenés planeado ir a tomar algo después de la oficina, pensá que el alcohol se convierte en azúcar en sangre rapidísimo. En bebidas no importa tanto la cantidad como la graduación alcohólica. Pero, para darte una idea aproximada de cuántas calorías estás agregando cada vez que vas a un pub, aquí va:

Bebida Cantidad Calorías

    Cerveza 1 porrón grande 150
    Vino 1 copas 120
    Whisky 1 medida(3 onzas) 140
    Tequila 1 medida (3 onzas) 150
    Champagne 1 copa 170

Corinne Netzer, The Complete Book of Food Counts,
(New York: Random House, 2000)

Azúcar = carbohidrato

El azúcar es el alimento del cerebro por excelencia. Esto no quiere decir que si comemos mucho azúcar vamos a ser más inteligentes. Quiere decir que el cerebro absorbe los nutrientes de todo lo que comemos, en la cantidad que necesita, y el azúcar es uno de sus nutrientes favoritos. Por eso, cuando hacemos esfuerzos mentales mayores a los normales (un exámen, un trabajo, etc), los azúcares son nuestros mejores aliados.

Esto es fácil de entender. Lo que no es tan obvio es que el azúcar y los carbohidratos son lo mismo. Es más, los azúcares no son otras cosa que carbohidratos simples.

Alimentarse sin Agregar Azucar

La leche, las frutas, algunas verduras, los cereales y los panes tienen un alto contenido de carbohidratos…y de azúcar!! La cuestión está, entonces, en no agregar aún más azúcar a la que ya tienen, así que, si comemos una comida con pan o con galletitas, y además una fruta, no le agreguemos azúcar al café. A propósito de comer fruta, un dato que pocos saben: no es lo mismo comer una naranja que tomar un jugo de naranja (de la misma naranja). El vaso de jugo de frutas tiene la misma cantidad de azúcar y aporta la misma cantidad de calorías que comer la fruta pero es más gratificante y nos deja más saciados comer la fruta entera...

En otras palabras, cuando de azúcar y de calorías se trata, es mejor comer la fruta y no beberla

¿Qué Hacer para Evitar el Exceso de Azúcar?
  •     No agregarla en demasía a la alimentación.
  •     Poner cada vez menos en las bebidas, el yogur, la fruta.
  •     Tratar de suprimirla totalmente (uno se habitúa bastante rápidamente).
  •     Evitar el alcohol y ciertos alimentos muy azucarados.
  •     Si a pesar de todo queremos comer un poco de azúcar, más vale agregar miel o melaza, antes que azúcar refinado

 
 
Imagen
El mecanismo de la sed es tan débil que con frecuencia el 37% de los seres humanos lo confunde con hambre.

Un vaso de agua calmará el hambre a media noche en casi un 100% de los casos bajo dieta reductora, según un estudio realizado en la Universidad de Washington.

¿Sabías que…?

* Un descenso de tan sólo un 2% de agua en el cuerpo puede causar pérdida momentánea de memoria, dificultad con las matemáticas básicas y problemas al enfocar la vista sobre una pantalla de computadora o sobre una página impresa?

* El beber un mínimo de 8 vasos de agua al día disminuye el riesgo de cáncer de colon en un 45%, además de rebajar el riesgo de cáncer de mama en un 79% y reducir a la mitad de probabilidades de desarrollar cáncer de la vejiga.

De acuerdo con los expertos, esto no es opcional, es obligatorio si queremos que nuestro cerebro funcione de una manera óptima. Y si estamos estresados, debemos aumentar a 16 vasos de agua al día.

El 90 % del volumen de nuestro cerebro está compuesto por agua y es el principal vehículo de las transmisiones electroquímicas.

No te imaginas lo que 8-10 vasos de agua por día pueden hacer para eliminar muchos malestares. Las personas normalmente NO beben tal cantidad para evitar la molestia de tener que orinar seguido; un inconveniente menor a cambio de una mejora en su salud.

Si el color de tu orina no es de un amarillo muy pálido o mejor aún, sin color, no estás ingiriendo suficiente agua (esto no se aplica si estas tomando vitaminas del complejo B, que producen un natural color amarillo).

El hablar de beber agua, no se refiere al café, tés o gaseosas. El agua embotellada y/o de manantiales es la mejor. Beber de 8 a 10 vasos de agua al día podría significativamente aliviar muchos malestares en el 80% de las personas.

Las Curas de Agua

Cura los antiácidos y cura la acidez estomacal: La acidez estomacal puede ser una señal de falta de agua en la parte superior del tracto gastrointestinal. Esta es una señal de sed importante que emite el cuerpo humano. La ingestión de antiácidos o medicamentos en tabletas contra la acidez estomacal, no corrigen la deshidratación, y el cuerpo continúa sufriendo como resultado de no obtener la suficiente agua.

Tragedia: Al no reconocer que la acidez estomacal es un signo de deshidratación y tratarla por medio de antiácidos, producirá con el tiempo una inflamación estomacal, en el duodeno, hernia hiatal, úlceras y eventualmente cáncer en el tracto gastrointestinal, incluyendo páncreas e hígado.

El Agua puede prevenir y curar la Artritis: Dolor Reumático de las Articulaciones – La Artritis puede ser una señal de falta de agua en las articulaciones. Puede afectar tanto a los jóvenes como a los adultos. El uso de calmantes para el dolor no cura el problema y provoca que siga progresando la enfermedad. El tomar agua aliviará éste problema.

Dolor de Espalda: l dolor en la espalda baja y la artritis anquilosa de la espina dorsal pueden ser signos de falta de agua en los discos de la espina dorsal – los amortiguadores que soportan el peso de cuerpo. Estas molestias se deben tratar incrementado la cantidad de agua a beber.

Tragedia: Al no reconocer que el dolor de espalda es un síntoma de deshidratación en las articulaciones y el tratarlo con analgésicos, masajes, acupuntura y eventualmente cirugía, al pasar el tiempo esto provocará osteoporosis cuando la las células del cartílago en las articulaciones eventualmente mueran y causen una deformación en la espina dorsal, que a su vez llevará a la incapacidad física de los miembros inferiores.

Angina de pecho: Dolor en el pecho - Angina de Pecho – puede ser una señal de falta de agua en el organismo entre el eje del Corazón y de los pulmones.

Este síntoma debe ser tratado bebiendo mayor cantidad de agua, hasta que el paciente ya no tenga dolor y sin tomar medicamentos. Es prudente tener una supervisión médica, sin embargo, al aumentar la cantidad de agua a beber puede curar la angina de pecho.

Migraña: La Migraña puede ser un síntoma de la falta de agua requerida en el cerebro y ojos. La Migraña se puede evitar impidiendo la deshidratación del cuerpo, Este tipo particular de deshidratación eventualmente ocasiona una inflamación en la parte posterior del ojo y posiblemente una disminución o pérdida de la visión.

Colitis: La Colitis es una señal de falta de agua en el intestino grueso. Se asocia con el estreñimiento debido a la constricción de exceso de agua que se ejerce en el excremento y que a su vez pierde la lubricación que brinda el agua.

Tragedia: Al no reconocer el dolor de la colitis como un signo de falta de agua, provocará una condición de estreñimiento persistente que dará como resultado una compactación en el excremento que a sus vez puede causar vertículos, pólipos y hemorroides, e incrementar la posibilidad de contraer cáncer de colon y recto.

Asma: El Asma que afecta a cerca 12, 000,000 de niños y mata varios miles de ellos cada año, es una complicación de la deshidratación en el cuerpo. Es causada por una falla en el programa de administración de la hidratación del cuerpo. El paso libre de aire se obstruye e impide la eliminación de agua en forma de vapor del cuerpo – el vaho. El incremento en el consumo de agua evita los ataques de asma.

Tragedia: Al no reconocer al asma como un indicador de falta de agua en la etapa de desarrollo de los niños, no solo sentenciará de muerte a varios miles de ellos cada año, sino que provocará en los niños asmáticos que sobrevivan, un daño genético irreversible.

Presión Sanguínea Alta: La Hipertensión es un estado de adaptación del cuerpo a una deshidratación general cuando las células de los vasos sanguíneos no obtienen suficiente agua. Como parte del mecanismo de ósmosis inversa, cuando el agua de suero se filtra y se inyecta a las células importantes a través de poros diminutos en sus membranas, se requiere de una presión extra para el “proceso de inyección”, tal como sucede cuando se inyecta el “suero” en los hospitales para prehidratar los millones de células. Beber agua, compensará la presión a la normalidad.

Tragedia: Al no reconocer que la hipertensión arterial es uno de los indicadores de la deshidratación corporal y tratarlos por medio de diuréticos que a sus vez deshidratan aún mas, traerán como consecuencia posterior, un bloqueo de las arterias del corazón y de las arterias que van hacia el cerebro por la acción del colesterol. Esta condición provocará ataques al corazón, pequeños o infartos masivos cerebrales que pueden paralizar alguna parte del cuerpo. También pueden causar falla de los riñones y daños neurológicos tales como el Alzheimer.

Diabetes Tipo II o de adultos: La Diabetes de los adultos es otra causa probable debido a la deshidratación del cuerpo. El mantener una cantidad adecuada de agua en la circulación y para las necesidades prioritarias del cerebro la secreción de insulina se inhibe para impedir la entrada de agua a las células del cuerpo. En los diabéticos solamente algunas células obtienen la suficiente agua para sobrevivir. El Beber agua revierte la diabetes adulta en las etapas iniciales.

Tragedia: Al no reconocer que en la diabetes adulta es una complicación por deshidratación, con el tiempo, puede causar daños masivos en las células sanguíneas de todo el cuerpo. Esto puede provocar mas tarde la pérdida desde los dedos de los pies hasta aún las piernas por gangrena y ceguera.


Colesterol en la Sangre: Los altos niveles de colesterol son indicadores de una deshidratación corporal temprana. El colesterol es un material arcilloso que se adhiere entre los espacios de algunas membranas celulares para impedir que éstas pierdan su humedad vital por la presión osmótica más fuerte de la sangre que circula en la vecindad.

El colesterol, aparte de ser utilizado en la fabricación de las membranas de las células nerviosas y de hormonas, también actúa como un “escudo” contra la demanda de agua de otras células vitales que normalmente intercambian agua a través de sus membranas celulares

Depresión: La depresión, la pérdida la libido, el síntoma de fatiga crónica, el lupus, la esclerosis múltiple, la distrofia muscular. Todas estas condiciones pueden ser causa de una deshidratación prolongada. Si fuese ésta la causa probable, se aliviará una vez que el cuerpo haya sido hidratado regularmente. En estas condiciones el ejercicio muscular debería ser parte de programa de tratamiento.

Ahora la pregunta es: ¿Estás tomando la debida cantidad de agua diariamente?

 
 
Imagen
Lo primero es llevar una dieta ligera y equilibrada, con preferencia en alimentos vegetales naturales y baja en grasas saturadas contenidas sobre todo en la carne roja.

- Una excelente recomendación para personas con artritis o artrosis, es la de beber por las mañanas en ayunas, un vaso de agua con dos cucharadas de grenetina o gelatina, que ayuda a reparar los tejidos, cartílagos y huesos y de ingerir complementos de vitamina E que ayuda a reducir la inflamación de las articulaciones y a sentir menos fatiga y rigidez en las zonas afectadas. Si les recomiendan que esa agua sea Evolv tendrán mejores resultados!!!

El control del peso es fundamental, ya que la mayoría de las personas afectadas tienen sobre peso u obesidad, comen en grandes cantidades y consumen muchas bebidas alcohólicas.

Los alimentos ricos en vitaminas antioxidantes A, C, y E, son fundamentales en la dieta de personas con artritis:

- La Vitamina A, también conocida como retinol, es esencial en el desarrollo de huesos y cartílagos entre otros beneficios. Se encuentra en alimentos como zanahorias, melones, calabazas, camotes, espinacas, mangos, leche, aceite de hígado de bacalao y mantequilla.

- Los alimentos ricos en vitamina C, son muy importantes porque esta vitamina es un potente antioxidante, capaz de neutralizar los efectos negativos de los radicales libres sobre las células del cerebro. Entre ellos están todos los cítricos como: limón, naranja, toronja, limas y otras frutas como la guayabal, la fresa, el kiwi, el melón y varias verduras como el jitomate, el brócoli y el pimiento. Cabe mencionar que muchos médicos prefieren omitir de las dietas los alimentos ricos en vitamina C, por lo que hay que consultar de forma particular.

- Otro componente esencial, son los alimentos ricos en vitamina E, por sus propiedades antioxidantes. Los vegetales que tienen esta vitamina son las grasas de origen vegetal, como: el aceite de germen de trigo, las semillas de girasol, las avellanas, el aceite de girasol, las almendras, el cacahuate , el aceite de oliva. Otras fuentes vegetales poseen cantidades menores pero también muy importantes, entre ellos están: la manzana, los espárragos, el mango, el aguacate, la lechuga,, la espinaca, el germen de trigo y otros más.

- Los alimentos que contienen ácidos grasos omega 3, que contiene el pescado azul como la sardina, caballa, atún, caballa, el arenque y otros más, ayuda a reducir la inflamación de las enfermedades de las articulaciones. Particularmente es muy eficaz en la artritis reumatoide pero es útil para todo tipo de artritis y sus consecuencias, como la artrosis.

- También se deben incluir aceites vegetales ricos en omega 3, entre los que están: el aceite de linaza, de canola, de nuez, el aceite de soja, de germen de trigo o el de avellana.

- Entre las verduras y hortalizas que se deben consumir y que contienen calcio y ácido fólico, están: las coles, coles de Bruselas, las lechugas, el brócoli, las acelgas, el apio, los espárragos, pepinos, perejil y otras como las zanahorias, por su riqueza en beta-carotenos, son muy convenientes en la dieta de los artríticos.

- También el consumo de frutas, frutos secos y semillas es muy recomendable, sobre todo si se incluyen: manzanas, plátanos, melones, sandía, fresas, aguacates o cerezas.

Es muy conveniente también para la salud de las articulaciones, el consumo de frutos secos, por su riqueza en vitaminas, especialmente la vitamina E , selenio y calcio así como de semillas como las de lino y sésamo, por su riqueza en ácidos grasos omega-3.

- Otro alimento recomendado son los cereales integrales no refinados, como la avena o el arroz, ya que aportan minerales, especialmente selenio, y vitaminas y su riqueza en fibra evita el estreñimiento y ayuda a eliminar las impurezas del organismo. Contienen además carbohidratos que suministran energía durante mucho tiempo, lo que evita la necesidad de consumir azúcares de mayor riesgo para el organismo. El uso de cereales, especialmente combinados con las frutas, contribuye a evitar la obesidad, un factor determinante en la aparición de artrosis en las articulaciones que sostienen el organismo.

- Los alimentos más recomendados son todos aquellos cuya composición contenga azufre, como son los espárragos, los huevos, el ajo y la cebolla que favorecen la eliminación de metales pesados en el organismo.

- Las personas que padecen artritis se caracterizan por tener bajos los niveles de ácido fólico y zinc en la sangre. Para evitar que esto ocurra, hay que procurar consumir de manera más frecuente vegetales verdes, pescados, leguminosas, levadura de cerveza, semillas de girasol, champiñones y otros más.

Entre los alimentos NO recomendados, para las personas con artritis, están: las bebidas alcohólicas, los refrescos, la leche y sus derivados, las carnes magras, los embutidos, la mantequilla.

IMPORTANTE: Esta es solo información general y se sugiere ante todo consultar con un especialista en nutrición y dietas, así como un medico para contemplar las características de cada caso.